Amberes – Historia de Nello y Patrasche

La historia de Nello y Patrasche, de libro ‘Un perro de Flandes’

Nello y Patrasche

Estatua de Nello y Patrasche en Amberes

Antes de redactar la guía de Bélgica en 7 días, me gustaría compartirte una pequeña historia que seguro que te conmoverá. La historia de Nello y Patrasche, de libro ‘Un perro de Flandes’ cuenta así:

Nello se quedó huérfano con dos años. Su abuelo Jehann Daas vivía en una aldea cerca de Amberes y se quedó a su cargo.

Años después, Nello y su abuelo encuentraron un perro que había sido apaleado hasta casi dejarle muerto. Viendo el estado en el que se encontraba, sintieron cariño por él y decidieron adoptarle y cuidarle. Decidieron ponerle el nombre de Patrasche. Debido al buen cuidado de Nello y Jehann Daas, el perro recuperó la salud y desde entonces Nello y Patrasche se hicieron inseparables. Dado que eran muy pobres, Nello tenía que ayudar a su abuelo en el reparto de la leche y Patrasche le ayudaba a tirar del carro al pueblo cada mañana.

Cuencos de un perro de Flandes

¿Estas escenas no te recuerdan un poco a la infancia?

Nello se enamoró de Aloise, la hija de Nicholas Cogez, un hombre acomodado de la villa, a quién no le gustaba que su hija tuviese por novio a un pobre.

Aunque Nello era analfabeto, poseía un gran talento para dibujar, así que decidió participar en un concurso de dibujo en Amberes, esperando ganar el primer premio, que hubieran supuesto 200 francos en metálico. Sin embargo, desafortunadamente el jurado eligió a otro participante.

Después de estos acontecimientos, Nello fue injustamente acusado de causar un incendio por Nicholas (que tuvo lugar en su propiedad). En esos días el abuelo de Nello, por desgracia, fallece.

Su situación se volvió cada vez más complicada. Sin ningún lugar a dónde ir, Nello quiso ir a la catedral de Amberes para ver “La elevación de la Cruz” y “El descendimiento de Cristo”, ambos cuadros de Rubens, pero las exposiciones que tenían lugar en la catedral eran exclusivas para los que pagasen, y Nello no tenía dinero.

En Nochebuena, de noche, Nello y su perro se dirigieron allí y, por casualidad, encontraron la puerta de la entrada abierta… A la mañana siguiente, los dos fueron encontrados muertos por congelación, abrazados, enfrente del tríptico.

En Japón y Corea la obra ha sido considerada un clásico infantil durante décadas y adaptada al anime y diversas películas. Por ello, en 1980, el gobierno belga construyó dos monumentos en honor a la obra para satisfacer a los turistas asiáticos.

En el suburbio de Hoboken, en Amberes, se encuentra una pequeña estatua de Nello y Patrasche, y una placa conmemorativa enfrente de la catedral de Amberes, que fue reemplazada más tarde por una preciosa estatua de mármol de los dos personajes cubierta de una manta de adoquines, creada por el artista Batist Vermeulen.

 

 

Esta entrada fue publicada en Bélgica y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *